Preguntas y respuestas

Hazte socia

¿Cómo puedo hacerme socio/a?

Muy sencillo: visita nuestras sección de actúa, en el apartado únete a VSF y rellena el formulario para asociarse

También puedes hacerlo por las siguientes vías:

  • Llamándonos por teléfono al 934237031
  • Acercándote a una delegación, aquí puedes consultar cuál es la más cercana!

 ¿Qué otras maneras tengo de participar? VSF es una entidad abierta a la participación  en función el grado de compromiso que quieras adquirir. 

¿Cuántos socios/as tiene VSF?

Durante el 2014, en VSF contamos con 930 personas colaborando económicamente, y participando activamente en el cambio un modelo agroalimentario injusto e insostenible.

Ser persona socia de VSF representa una aportación económica, recibir información, decidir el futuro de la organización en la asamblea general, poder desgravar el 25% de tu aporte económico en la declaración el IRPF,  acceder a descuentos en nuestros productos y actividades… y muchas más cosas que descubrirás si te haces socia de VSF… súmate al cambio!

¿Por qué ser socio/a de VSF?

Si alguna de tus respuestas a las siguientes preguntas es afirmativa, ya sabes por qué ser socia de VSF

  • ¿Porque la alimentación debería ser un derecho humano básico y no una mercancía con la que especular sin escrúpulos?!
  • ¿Porque la alimentación debería estar en manos campesinas y no en manos de multinacionales de la alimentación (agroindustria) que deciden lo que comemos?!
  • ¿Porque eres una persona que cree necesario un cambio global hacia un sistema más justo para las personas y el medio ambiente, y no de las que dan una limosna para los pobres para limpiar su conciencia?!
  • ¿Porque no tienes tiempo para hacer un voluntariado o participar activamente en las actividades de la organización?!

 

¿Qué diferencia hay entre luchar contra el hambre y contra LAS CAUSAS del hambre?

Puedes actuar mitigando las consecuencias del hambre. En muchas situaciones con conflictos bélicos activos o en situaciones de emergencia, por ejemplo, es imprescindible actuar así. Ahora bien, sin actuar sobre la fuente de la que mana ese hambre y la pobreza rural, nunca conseguiremos acabar con la situación. En las causas está la raíz del problema y esa raíz es modificable ya que las causas son de naturaleza política, de la misma manera que ahora existen pueden dejar de existir. El hambre además no se cierne exclusivamente en unos países sino que afecta a todos ellos y a las capas más vulnerables y excluidas de nuestras sociedades, y las causas son las mismas.

Donaciones

¿Cómo se gestionan las donaciones finalistas?

En VSF la mayoría de donaciones van destinadas a garantizar el funcionamiento general de la asociación, no obstante puede darse el caso de obtener alguna donación finalista. Es este caso el donante expresa su deseo de destinar ese donativo a alguna de las actividades, proyectos o programas que desarrolla VSF. Por ello VSF  asume el compromiso de destinar estos fondos a la actividad proyecto o programa que ha indicado el donante. Este compromiso se articula mediante:

-          La donación, se integrará en la contabilidad de la ONG de manera analítica, de manera que se asigna el departamento/proyecto indicado por el donante. Hay que recordar que en VSF auditamos de manera externa las cuentas anualmente.

-          El donante recibe un certificado justificativo a modo de memoria de la actividad con el detalle de la actividad realizada.

Haz un donativo

¿Con cuantas personas donantes cuenta VSF?

En VSF consideramos donantes a aquellas entidades privadas o personas físicas que hacen una colaboración económica con la organización en un momento puntual. En el ejercicio enterior, año 2014, contabilizamos 31 donantes.  

Soberanía alimentaria

¿Cuando, cómo y dónde nace el concepto de Soberanía Alimentaria?

La soberanía alimentaria es un concepto que fue introducido en 1996 por Vía Campesina en Roma, con motivo de la Cumbre Mundial de la Alimentación de la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO).La sociedad civil fue llamada a contribuir a la Cumbre Mundial de la Alimentación en un foro paralelo, el Foro Mundial por la Seguridad Alimentaria, durante el cual la Via Campesina lanzó este principio de la Soberanía Alimentaria. El Plan de Acción del Foro de Roma de 1996 – Alimentos para Todos, No Beneficios para unos Pocos - ya hizo hincapié en el papel crucial que la sociedad civil podía y debía jugar para implementar los compromisos de los gobiernos signatarios de la declaración de la Cumbre Mundial de la Alimentación. Posteriormente tres eventos mundiales reunieron a los movimientos sociales y la sociedad civil en su conjunto para avanzar en el concepto de Soberanía Alimentaria: Agosto de 2001, el Foro Mundial por la Soberanía Alimentaria de la Habana; junio de 2002, el Foro de ONG/OSC para la Soberanía Alimentaria de Roma, paralelo a la Cumbre Mundial de la Alimentación: cinco años después (CMA:cad); febrero de 2007, Nyéléni 2007 – Foro Internacional sobre Soberanía Alimentaria, Sélingué, Mali.

¿En qué se diferencia la soberanía alimentaria de la seguridad alimentaria?

La seguridad alimentaria nos dice que toda persona debe tener acceso a una alimentación sana y equilibrada pero no dice nada de quien debe producir esos alimentos, ni de qué manera, ni a través de qué circuitos de comercialización. La Soberanía Alimentaria sí lo hace y además detalla cómo hay que llevarlo a cabo. En este sentido es un concepto más fuerte políticamente y por tanto más transformador. Dicho de otro modo, mientras el concepto de seguridad alimentaria es un objetivo deseable, la soberanía alimentaria nos dice cómo llevarlo a la práctica de  manera sostenible y justa. Para la seguridad alimentaria un país podría hipotéticamente alimentar a toda su población a través de la importación de alimentos de otro país. La soberanía alimentaria nos dice que eso, además de no ser posible, de ninguna manera asegura ese derecho con justicia y sostenibilidad (ambiental y en el tiempo).

Trabajo

¿Cuantas personas trabajamos en VSF?

En VSF Justicia Alimentaria Global somos un total de 38 personas contratadas. En concreto, 20 personas con contrato español y 18 personas con contrato local. De las personas que trabajan en terreno solo una es una persona expatriada, el resto son personal local. 

¿Qué entendemos por 'Voluntariado' en VSF?

Entendemos que el voluntariado es el conjunto de personas que, de forma altruista y motivadas por convicciones afines, participan en las actividades realizadas en el seno de VSF, ya sean de mantenimiento de la estructura de la organización o de participación en los proyectos o programas diseñados para alcanzar sus fines, siempre que las mismas no se realicen en virtud de una relación laboral, mercantil o cualquier otra que sea retribuida, siendo necesario que la participación en VSF cumpla los siguientes requisitos:

a) Ha de ser el resultado de una elección libre, fruto de las motivaciones éticas afines a los planteamientos recogidos en la Política de Cooperación de VSF, como opción motivada por la reflexión personal y no por la pertenencia a grupos afines.

b) Debe tener carácter solidario, persiguiendo el interés colectivo mediante la implicación personal, buscando en el seno de VSF la solución de los problemas reales de la sociedad rural por encima de la satisfacción de las propias ideas e intereses de personas voluntarias.

c) No debe recibir contraprestación económica entendida como retribución, sin perjuicio del derecho al reembolso de los gastos que ocasione el desempeño de la actividad voluntaria.

d) Debe ser activa, partiendo del compromiso libremente asumido y superando las actitudes y declaraciones, para actuar cambiando la realidad de acuerdo con los planteamientos de VSF.

e) Partiendo del esfuerzo individual, deber ser el resultado del trabajo en equipo organizado eficaz y sistemáticamente y no de la suma de actividades espontáneas o improvisadas.

Durante 2014, en VSF contamos con un total de 67 personas voluntarias, 46 mujeres y 21 hombres.

 

Quiénes somos

¿Por qué decimos que VSF es una organización con un objetivo político?

Porque el hambre y la pobreza rural tienen causas políticas y VSF quiere actuar sobre ellas. La soberanía alimentaria además es una propuesta altamente política (como no podría ser de otra manera) y por tanto esta organización al defenderla, también

¿Por qué luchamos contra las causas del hambre?


El hambre no es un hecho inmutable ni eterno, tampoco tiene causas exógenas al ser humano como el clima o la los desastres naturales. No. El hambre tiene causas humanas y con profundas y claras raíces políticas. Luchar contra el hambre significa identificar las causas políticas y socioeconómicas que la están provocando y actuar sobre ellas coordinadamente en alianza.

¿Somos una organización transparente?

La Coordinadora de ONGD nos ha dado el sello de Transparencia y buen gobierno. Con este sello damos un paso más en nuestro compromiso con la transparencia y el buen gobierno, valores primordiales de nuestra forma de trabajo y una exigencia creciente de la ciudadanía.

 

Denuncia

¿Por qué hacemos incidencia política?

Si el hambre tiene causas políticas y queremos actuar sobre ellas es imprescindible que la incidencia política sea una de las principales herramientas que utilizamos para cumplir con nuestra misión y objetivos como asociación.

¿Por qué luchamos contra el agronegocio?

Es la cara más visible y directa del modelo agroalimentario dominante. Uno de sus principales actores e impulsores. Decimos que el hambre tiene causas políticas pero esas políticas son ejecutadas por distintos actores. El agronegocio es uno de los principales. El sistema agroalimentario dominante además de ser causa de hambre es causa de muchos otros impactos negativos sobre las sociedades y la naturaleza. El agronegocio es la parte ejecutora directa de esos impactos y sus lobbys actúan para apuntalar la vergonzosa situación que lo permite.

¿Por qué nos parece esencial la lucha contra la especulación alimentaria?

La alimentación, como de hecho el resto de los ámbitos socioeconómicos, ha sufrido un proceso gradual e imparable de “financiarización”, esto es, las elites financieras, los mercados financieros, los organismos financieros y las herramientas financieras dominan hoy  en día la mayor parte de nuestras vidas, la alimentación no es una excepción, al contrario. Dentro de ese proceso, uno de los más dramáticos consiste en la especulación financiera con el precio de los alimentos. Este hecho está provocando más de 44 millones de personas hambrientas más en el mundo, por año. Hemos calculado que por cada € invertido en especulaciçón alimentaria se envían a la pobreza y al hambre a 314 personas. Por ello luchamos contra ella.

¿Qué es el agronegocio?

Podríamos definir didácticamente al agronegocio como el conjunto de empresas que controlan y dominan la cadena agroalimentaria industrial. Se trata de un pequeño grupo de empresas que controlan y condicionan elementos de la alimentación como las semillas, la tierra, los animales, la producción de materias primas alimentarias (cereales, azúcar, carne, leche, etc.), el procesado de los mismos o su distribución (grandes cadenas de distribución o supermercados). Para cada uno de los eslabones no hay más de 4/5 corporaciones que controlan la may or parte del sector.

¿Qué es el agronegocio?

Podríamos definir didácticamente al agronegocio como el conjunto de empresas que controlan y dominan la cadena agroalimentaria industrial. Se trata de un pequeño grupo de empresas que controlan y condicionan elementos de la alimentación como las semillas, la tierra, los animales, la producción de materias primas alimentarias (cereales, azúcar, carne, leche, etc.), el procesado de los mismos o su distribución (grandes cadenas de distribución o supermercados). Para cada uno de los eslabones no hay más de 4/5 corporaciones que controlan la mayor parte del sector.

Formación

¿Por qué trabajamos con organizaciones campesinas?

Las personas productoras de alimentos representan más de la mitad de la población que está en situación de hambre y subnutrición en el mundo. Además de ser el eslabón más vulnerable de la cadena alimentaria, donde golpea cuantitativamente con más dureza el sistema alimentario excluyente, es también el elemento imprescindible para una alimentación más justa y sostenible. El campesinado es quien nos alimenta y quien nos debe poder seguir alimentándonos. Sin ellas no existe el sistema de alimentación que defendemos. De ahí la absoluta necesidad de trabajar con ellos/as. Pero el campesinado no actúa políticamente de manera individual sino organizada. Es por ello que trabajamos con organizaciones campesinas.

¿Qué significa fortalecer a las organizaciones campesinas?

El campesinado ve vulnerados sus derechos sistemáticamente, la persecución de sus organizaciones y movimientos es especialmente grave y aguda en ciertas regiones del mundo. Es además un colectivo centrifugado por el sistema agroalimentario dominante, sometido a duras presiones socioeconómicas y culturales que los ha declarado ineficientes y prescindibles. Pero para VSF es la base a partir de la que debe pivotar el sistema alimentario alternativo que encarna la Soberanía Alimentaria. Para que ello sea posible necesitan poder defender adecuadamente sus intereses y sus derechos, además de establecer las alianzas necesarias para unir sus luchas y demandas al resto de sectores de la sociedad. VSF tiene como objetivo ayudar en todos estos procesos a través de su trabajo con las organizaciones campesinas.