Peticiones a las Administraciones Públicas

cabecera

Cortocircuito es una campaña que nace con la intención de impulsar los mercados alimentarios locales en el estado español, fortalecer el tejido alimentario local resulta imprescindible para lograr un cambio en el entramado empresarial que controla hoy día nuestra alimentación. En este sentido, la compra pública alimentaria se presenta como una gran oportunidad para ello.

Las administraciones públicas, como tienen capacidad de compra directa, tienen un papel fundamental, al poder  actuar como motor de impulso de estos sistemas alimentarios locales. 

NUESTRAS PETICIONES. Desde Cortocircuito, creemos que es imprescindible y urgente que desde las administraciones públicas se asuman compromisos políticos que impulsen y favorezcan  iniciativas de compra pública de alimentos basada en una producción local y familiar. Para ello solicitamos:

  • La asunción de un compromiso político vinculante por parte de la administración central que explicite la voluntad de incorporar alimentos de proximidad y de producción familiar en las compras públicas alimentarias, que actúe como marco político impulsando y catalizando las  iniciativas de las administraciones autonómicas y locales.

  • La asunción  de un compromiso político vinculante por parte de las administraciones autonómicas y locales que explicite la voluntad de incorporar alimentos de proximidad y de producción familiar en las compras públicas alimentarias  en los sectores que les competen: la compra pública alimentaria para centros públicos sanitarios y educativos. 

  • La creación de estructuras de gobernanza alimentaria  o “consejos alimentarios” entendidas como espacios de participación de los actores implicados (organizaciones de productores, de consumidores, AMPAS). Estas estructuras tendrán como función la asesoría, promoción, formación y  la elaboración de planes específicos para poner en práctica la compra pública alimentaria de proximidad  familiar. Además tendrán la función de validar las actuaciones administrativas fomentar la cooperación y concertación los diferentes colectivos implicados. 

  • La  creación, en las administraciones competentes, de grupos de trabajo interdisciplinares o “mesas de contratación” que estén capacitados para elaborar las cláusulas de licitación que permitan y faciliten la compra de alimentos basados en una producción local y familiar incluyendo criterios de sostenibilidad.  Estos equipos técnicos, además de elaborar las condiciones de las licitaciones, tendrán entre sus funciones la interlocución y negociación con los “consejos alimentarios” y otros actores implicados para adaptar las condiciones de la licitación a la realidad local en términos de oferta y demanda. 

 

Con la colaboración de: